miércoles, 2 de noviembre de 2011

LO LLAMAN DEMOCRACIA Y NO LO ES

COMUNICADO DE ASAMBLEA PARA EL SENADO SOBRE EL REFERÉNDUM GRIEGO

A los  “mercados”, es decir,  al poder económico no le gusta la democracia.  Formalmente no la rechazan, incluso la incorporan retóricamente a sus discursos, pero no toleran que los pueblos quieran ejercer su autogobierno por fuera de los dictados de los plutócratas, los bancos, las grandes corporaciones no-electas, y de los gestores políticos que han puesto en los Estados.

Las reacciones al anuncio de referéndum en Grecia, es decir, a que los griegos se pronuncien sobre el plan para rescatar su economía, ha conmovido las bolsas y removido a los gobiernos de la UE, que han manifestado su oposición a la consulta y amenazado con todo tipo de medidas de presión para impedirla.

El referédum griego llega después de que los griegos hayan expresado por todas las vías a su alcance, incluidas seis huelgas generales, su oposición a la extorsión de la banca, el FMI, el BCE y la Comisión Europea. Una larga lucha para que no les sea arrebatado su bienestar y condenado a la miseria la mayor parte de su población. El referéndum es una victoria popular que ahora les quiere ser arrebatada con nuevas amenazas.  ¿A qué temen los burócratas europeos, los políticos y los banqueros?

Las críticas desde la UE y desde casi todos los gobiernos de la zona euro, así como las fuertes caídas de las bolsas, no hacen sino poner nuevamente de manifiesto el muy escaso nivel de Democracia que existe en la UE.

Decimos nuevamente, porque no podemos olvidar las repeticiones de referéndums en Dinamarca, Suecia, Irlanda o Francia. Repeticiones hasta que quienes proponían el modelo liberal-conservador europeo obtuvieron respuesta positiva de esos pueblos ¿Para qué esos referéndums si sólo un resultado iba a ser aceptado?

En España, no hemos sido menos, las dos caras del liberal-conservadurismo PP y PSOE, han lamentado la convocatoria de la consulta en Grecia, quizá (seguro) piensan que el pueblo griego, con toda razón y justicia, puede rechazar ese rescate a costa del escaso bienestar social que les va quedando tras los sucesivos rescates.

La Europa liberal-conservadora se rasga sus vestiduras por esa convocatoria  mientras entrona a Mario Draghi, (ex alto ejecutivo de Lehman Brothers, que asesoró personalmente al gobierno conservador griego sobre cómo falsificar sus cuentas para poder entrar en el euro) como Presidente del BCE ¿Es esta la Europa de la Democracia, de los Derechos Humanos y el Bienestar Social?

Las Elecciones Generales del próximo día 20 de noviembre pueden ser la oportunidad de los demócratas de rechazar la sumisión a la dictadura de los mercados y para rescatar la democracia. La candidatura de Asamblea para el Senado en la región de Murcia es una opción comprometida con este empeño de devolver a los ciudadanos la capacidad de decisión que recogen las constituciones y leyes de todos los países, incluido el nuestro, pero que cada día es más difícil ejercer. Y rechazar las opciones que nos quieren devolver a la condición de súbditos sometidos a poderes no democráticos.

En Grecia se está jugando ahora mismo el futuro de la democracia en toda Europa. El 20-N se juega también en España. ¡Rescatemos la democracia!

Murcia, 2 de noviembre de 2011

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada